La historia de el dictador fue concebida como un relato corto, de escaso texto, en donde la sucesión de imagenes conduce la narración.

El dictador es único en su universo, es un ser divino que vive por encima de todo y de todos. Recluido en su ciudad-palacio, la rutina de sus días pasa en un orden estricto y simétrico: se levanta y pasea por sus jardines, admira la naturaleza que crece por él y hacia él, observa cuanto ha creado, contempla su propio olimpo y siente una felicidad inconcebible.

Leer historia completa

La historia se narra bajo dos puntos de vista. El primer punto de vista es el expresado en tonos más claros (en especial preponderancia se sitúa el blanco). Esta forma de diseño se orienta a expresar el espacio bajo el cual existe el dictador. La perspectiva es tridimensional, ya que representa la realidad desde la cual se puede ver al personaje desde fuera; objetiva y clara, la visión que podría tener cualquier ser ajeno a él.

El otro punto de vista es el iconográfico (con tonos rojos), que representa la visión subjetiva del dictador acerca de sí mismo y de aquello cuanto le rodea. Es una perspectiva atemporal, donde su figura se situa dentro del infinito que supone la grandiosidad divina. Las formas idealizadas se superponen en la composición buscando las áureas perfectas, y a modo de bajorrelieve o schiatto describen atemporalmente el enorme espacio que ocupa el dictador, el divino, el símbolo de la perfección, el dios.


Los dos puntos de vista se mezclan y suceden en pro de la historia, ofreciéndose como contrapunto para describir mejor el sentimiento del personaje, su psicología y su forma de ver el mundo. El dictador sabe que es dios, pero el libro nos ofrece una lente distinta, de objetividad, desde la cual podremos contrastar.

Así mismo, dentro de la gráfica del libro también se experimenta con las perspectivas isométricas y otras perspectivas forzadas con la finalidad de rozar un punto de bizarría, destinado a describir mejor el micromundo que evoluciona a partir del hermetísmo de un ámbito exclusivo y cerrado.

Sergio Cabanillas Sirelion :: www.sirelion.com :: ©2007